Linfedema de brazo tras un Cáncer de mama

Linfedema de brazo

¿Por qué tenemos que llevar tanto cuidado con nuestro brazo con Linfedema?

Siempre que nos aparece un Linfedema nos informan de los cuidados que tenemos que llevar y de las medidas de higiene pero realmente no nos explican el porque nos ha aparecido un linfedema de brazo.

¿Cómo funciona nuestro Sistema Linfático?

Nuestro cuerpo está preparado para que exista siempre un equilibrio de líquido en los tejidos, conforme se va acumulando más líquido el Sistema Linfático se pone en marcha para eliminarlo.

Esté líquido viene como resultado del intercambio de sangre en los tejidos. La sangre procedente de las arterias deja el 100% de su contenido en los tejidos para nutrir nuestras células de oxígeno y nutrientes y las venas van a recoger el 80% de esa sangre. El 20% restante se queda en el tejido a modo de líquido con moléculas de gran tamaño, proteínas, células muertas, etc… que por su tamaño no pueden volver por sí solas a la sangre.

Este 20% se encarga de recogerlo el Sistema Linfático para transportarlo a través de sus conductos otra vez a sangre donde el punto de encuentro será las venas subclavias, localizadas en el cuello.

Durante todo ese recorrido el líquido que ha recogido se llama Linfa y se va filtrando a través de los Ganglios Linfáticos que son los encargados de producir la respuesta inmunitaria, creando nuevos linfocitos específicos para cada bacteria o virus, combatiendo las infecciones generalmente en su punto de entrada y así se impide que lleguen infecciones a la sangre, cosa que si pasara sería muy grave (Ver Sepsis).

Cuando pasamos por un cáncer nos encontramos con que en el tejido de la mama hay células tumorales y el sistema Linfático va a activar su proceso de defensa y va a querer eliminar ese tipo de células. El problema está en que no somos capaces de crear respuesta inmunitaria para esa clase de células y lo único que vamos a conseguir es que se repartan por todo nuestro cuerpo, provocando metástasis en cualquier parte del mismo.

¿Por qué aparece un Linfedema?

Para evitar que esto pase los Oncólogos optan por eliminar los primeros ganglios linfáticos que tenemos más cerca al tumor a través de cirugía con lo que dejan aisladas las células tumorales.

También existe la posibilidad de que se lleguen a destruir ganglios o conductos linfáticos a consecuencia de la radioterapia, que quema tejido, ya sean buenos o tumorales.

Normalmente los ganglios que nos quitan son los de la axila que son los que filtran la linfa procedente del pecho y también del brazo. Por esta razón todo el trabajo que el Sistema Linfático tendría que hacer en ese brazo se va a ver reducido, si se han anulado alguno de esos ganglios o se va a ver anulado totalmente si los han quitado todos.

Funciones que se pierden en nuestro Sistema Linfático

Con todo lo comentado anteriormente, nuestro brazo se va a ver desprotegido en varias funciones:

  • Función de transporte de la Linfa: El líquido que se genera en nuestro brazo se irá acumulando y con él se quedará estancado moléculas como proteínas, grasas, células muertas, etc. Todo esto se irá depositando, produciendo a la larga una fibrosis, que es el endurecimiento de los tejidos y de la piel.
  • Función de defensa: Al no tener ganglios linfáticos suficientes, nuestro cuerpo no va a ser capaz por sí sólo de eliminar infecciones, con lo que cualquier herida que no sea tratada correctamente nos puede provocar una grave infección.

¿Por qué tenemos que tener cuidado con nuestros Linfedemas de brazo?

Una vez que conocemos los mecanismos que nuestro cuerpo necesita para funcionar correctamente podemos entender por qué tenemos que llevar tanto cuidado si padecemos un linfedema de brazo.

Linfedema brazo

¿Porqué tenemos que cuidarnos la piel?

El Linfedema nos va a impedir que el flujo de sangre en nuestro brazo llegue con normalidad y va a reducir la capacidad de la piel para estar nutrida y oxigenada con lo que será muy fácil que nuestra piel empiece a secarse y a endurecerse con el riesgo de que llegue a producirse alguna úlcera por falta de oxígenos y de nutrientes.

¿Porqué tenemos que saber curar nuestras heridas o quemaduras correctamente?

Con el Linfedema se pierde la capacidad de Defensa con lo que cualquier herida, corte, quemadura o incluso picadura de insectos es una vía de entrada de gérmenes que nos pueden producir una infección. Tenemos que estar muy atentos y limpiar siempre bien las herida y consultar al médico si es necesario tomar algún antibiótico.

Consejos para el Linfedema.

Son muchos los consejos que nos vamos a encontrar para cuidar nuestro Linfedema de brazo, pero los más importantes son los que nos va a dar nuestro Oncólogo o en su lugar la Enfermera de Oncología.

Sobre el cuidado de la piel.

  • Lavar e hidratar bien la piel diariamente, si es con jabones y cremas naturales mejor, así nos evitaremos los tóxicos que puedan llevar muchos de ellos.
  • Secar bien la piel con una toalla suave y limpia. Observando bien si existe algún corte, grieta o posible infección.
  • No usar joyas como anillos, pulseras o relojes en el brazo afectado ya que el Linfedema de brazo puede cambiar de tamaño de un día para otro.
  • Evitar la ropa demasiado apretada para no obstaculizar el retorno de líquidos.
  • Cortar las uñas bien, mejor con corta uñas y que estén en buen estado y evitar no cortar ni levantar cutículas.
  • Usar guantes para cualquier actividad doméstica, cocinar, limpiar, jardinería, etc… para evitarnos posibles bacterias u hongos.

Sobre el calor y temperaturas.

  • Evitar saunas, jacuzzis, y bañeras muy calientes ya que nos van a inflamar más el brazo.
  • Evitar la exposición al sol, sobre todo a las horas de más calor.
  • Utilizar cremas solares y ropa fresquita que nos proteja del sol y de las altas temperaturas.
  • Evitar quemaduras solares.

Sobre ejercicio y actividades.

  • Evitar levantar demasiado peso.
  • Evitar llevar el bolso sobre el brazo afectado.
  • Evitar los movimientos rápidos y repetitivos por que nos van a fatigar el brazo.
  • El especialista nos dará una tabla de ejercicios especialmente recomendados para el Linfedema.
  • Practicar deporte. Nos tenemos que quedar con el deporte que nos siente mejor y con el que veamos beneficios. Entre ellos podemos encontrar:
    • Ejercicios de agua: Nadar, Aquagym,etc.
    • Marcha Nórdica: andar con la ayuda de palos específicos para hacer que nuestro brazo también se mueva.marcha nórdica
    • Ejercicios con respiración: como puede ser practicar Yoga, Fen-sui, Chi-kung. Son movimientos lentos combinados con la respiración.

Sobre la alimentación.

No hay una alimentación específica para el Linfedema de brazo, pero lógicamente cuanto más sana sea nuestra alimentación mejor funcionará nuestro cuerpo.

Alimentación sana.

  • Llevar una alimentación sana.
  • Aumentar el consumo de frutas y verduras.
  • Evitar las grasas, sobre todo la de origen animal.
  • Bajar el consumo de sal.
  • Evitar tomar productos envasados o pre cocinados.

Sobre prendas de compresión y masajes.

Para evitar que el Linfedema de brazo avance y lograr mejorarlo, disponemos de varios métodos que nos van a ayudar conseguir reducir el volumen.

Masajes de Drenaje Linfático Manual  Vendaje compresivo en pierna

  • Utilizar manguitos y guantes de compresión. Son medias de un tejido específico que nos van a ayudar a contener el Linfedema. La presión que ejercen estas prendas sobre el brazo nos van a permitir la liberación del líquido estancado. Las llevaremos puestas todo el día y nos las quitaremos por la noche para descansar.
  • Hacer Masajes de Drenaje Linfático Manual. Es una técnica de masaje que con movimientos suaves y muy específicos logran conducir la linfa hacia otras zonas sanas y así poder reducir el edema. Puedes ver más información sobre el tipo de masaje aquí.
  • Vendaje compresivo. Como complemento de loa Masajes de Drenaje Linfático una vez finalizado el masaje pondremos el vendaje compresivo con el objetivo de mantener los efectos del drenaje y mantener la reducción conseguida. Durante las horas posteriores se recomienda hacer ejercicios activos de brazo para que actúe como bomba muscular.

Esta terapia se realiza como tratamiento de choque. Haremos masaje de Drenaje Linfático Manual a diario y pondremos el vendaje compresivo que se llevará puesto hasta el día siguiente antes del siguiente masaje.

Desde el Centro de Masaje Meli queremos ofrecerte los tratamientos de masajes de Drenaje Linfático Manual para el linfedema de brazo con los que poder reducir el edema y poder resolverte dudas y consejos.

Solicita ahora información sin compromiso a través del email [email protected], o en el teléfono 651 071 469 (También WhatsApp!!)

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *