¿Tienes mala circulación y se te hinchan las piernas?

Es un problema muy común en la vida de gran parte de las mujeres, que muchas veces le dejamos de lado sin darle la importancia y los cuidados que se merecen.

La mala circulación trae como consecuencia la aparición de arañas vasculares, varices y retención de líquidos lo que se traduce en dolor y pesadez de piernas.

Mala Circulación en piernas.

¿Qué es la mala circulación?

La mala circulación es un fallo del sistema venoso derivado de su mal funcionamiento. Normalmente, la sangre llega a los tejidos a través de las arterias proporcionándoles nutrientes y oxígeno. Cuando éstas células ya están nutridas y oxigenadas devuelven a la sangre sus productos de desecho. Toda esta sangre la recogen las venas para transportarla otra vez hasta el corazón. Cuando estas venas no trabajan correctamente pierden esa capacidad de retorno quedándose estancada la sangre dentro, con la inevitable consecuencia de que nuestros tejidos no estarán correctamente nutridos ni oxigenados.

Los motivos de que esto suceda pueden ser muy distintos y pueden ir desde un exceso en el consumo de sal, una mala alimentación, el estreñimiento, el embarazo, la toma de anticonceptivos, un factor genético, etc…

Síntomas de una mala circulación.

Estos son algunos de los síntomas que normalmente se dan cuando una persona tiene una mala circulación.

-Sensación de hormigueo.

-Agotamiento contínuo.

-Aparición de arañas vasculares.

Arañas vasculares

-Aparición de varices.

-Hinchazón de pie y manos.

-Frio en las extremidades.

-Coloración azulada en la piel.

-Cicatrización lenta de las heridas.

-Aparición de úlceras en los pies y en las piernas.

 

Consejos para controlar la mala circulación.

Llevar una alimentación sana:

Aumentando la ingesta de frutas ricas en vitamina C como las naranjas, mandarinas, granada, piña, etc… y verduras, sobre todo de hoja verde ricas en fibra y minerales, que nos ayudaran a que nuestras arterias y venas estén sanas y limpias.

Comida saludable

Incluyendo en la dieta grasas saludables como las que contienen las semillas crudas como la chía, lino, sésamo,etc.. y frutos secos naturales como las nueces o las almendras, que harán que baje nuestro nivel de colesterol.

Aumentar la ingesta de líquidos. Aparte de tomar más cantidad de agua podemos hacernos infusiones diuréticas cono de ginko biloba, cola de caballo, uña de gato, etc..

Incluir en nuestra dieta productos antiinflamatorios y antioxidantes como la cúrcuma, el jengibre, el ajo, los frutos rojos, etc…

Bajar el consumo de sal, evitar tomar productos envasados y pre cocinados que normalmente contienen mucha cantidad de sal.

Hacer ejercicio físico. Para que nuestra circulación funcione correctamente necesita de un corazón sano y de unos músculos fuertes que ayuden a nuestras venas a bombear la sangre estancada. En la medida de las posibilidades de cada uno haremos ejercicio aeróbico y cardiovascular como nadar, correr, andar, bailar, etc…

Hacer ejercicio físico.

Llevar ropa cómoda que nos apriete, evitar cinturones y ropa muy ajustada. Utilizar medias especiales para la circulación nos puede venir muy bien a la hora de evitar que el líquido se acumule. El calzado que sea cómodo y no con mucho tacón.

Recomendamos también hacerse masajes de Drenaje Linfático Manual ya que ayudaremos a que nuestro sistema linfático funcione correctamente y así pueda eliminar el liquido estancado.Con este masaje también conseguiremos activar el sistema inmunológico aumentando nuestras defensas para evitar así las posibles infecciones que ocasiona la mala circulación.

Si necesitas que te ayudemos a combatir la mala circulación en piernas, o necesitas más información para saber si tu problema es ese o no, ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a solucionarlo.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *