Dudas y preguntas más frecuentes sobre masajes linfáticos.

Los masajes de drenaje linfático manual están indicados para ayudar a la eliminación de líquidos y grasas. Este masaje lo empleamos en el tratamiento de síndrome de piernas cansadas, en la retención de líquidos, edemas, celulitis, etc. Puedes ver un post sobre qué es el drenaje linfático manual aquí.

Sistema circulatorio y sistema linfático.

¿Qué es un masaje de Drenaje Linfático?

El drenaje linfático manual es una técnica de masaje que se engloba en el campo de la fisioterapia y la estética, ambos van orientados a la activación del funcionamiento del sistema linfático para mejorar la eliminación de líquido intercelular y de las moléculas de gran tamaño como las grasas y facilitar su evacuación.

Los masajes linfáticos se definen como una serie protocolizada de maniobras manuales muy suaves basadas en un profundo estudio de la anatomía y fisiología del sistema linfático.

No hay que confundir los masajes de drenaje con masajes reductores. Un masaje de drenaje siempre será suave sin la utilización de ninguna crema o aceite y nunca va a provocar dolor ni calor en la zona a tratar.

Masaje linfático.

¿En qué casos utilizaremos los masajes de drenaje linfático?

Edemas de embarazadas. Durante el embarazo debido a la ganancia de peso y al aumento del tamaño del útero aparece retención de líquidos sobre todo en pies, tobillos y piernas, llegando a ser molesto y doloroso. Los masajes linfáticos siempre serán beneficiosos ya que además de eliminar esa retención hacemos que la mujer se sienta aliviada y menos pesada.

Edema en el embarazo.

Síndrome de piernas cansadas o hinchadas. Se trata de una enfermedad vascular que produce hinchazón y pesadez de piernas. Es debido a la dilatación de las venas con lo que pierden su capacidad de retorno venoso encharcando de líquido los tejidos y que prolongado en el tiempo provoca la aparición de varices. Estos síntomas se incrementan con la edad y en las mujeres se pueden acentuar con la menstruación, el embarazo, los tratamientos hormonales y anticonceptivos.

Piernas cansadas. Drenaje linfático.

Varices. En el caso de la aparición de varices haremos drenaje pero nunca sobre ellas.

Celulitis. Se estima que un 90% de las mujeres presenta celulitis, una acumulación de tejido adiposo que se localiza más frecuentemente en glúteos, caderas y muslos. A menudo asociados con obesidad, sobrepeso pero también debidos a trastornos genéticos y endocrinos o como consecuencia de una mala alimentación.

Linfedema. Edemas producido por un fallo o insuficiencia en el sistema linfático. Pueden ser Linfedema primarios, cuando es debido a una alteración anatómica o congénita de los conductos linfáticos, pudiendo aparecer desde el nacimiento o en la infancia. Linfedema secundario relacionados con la existencias de tumores ( mama, próstata, ovario,…) que afectan a las cadenas ganglionares o con la extirpación quirúrgica o radioterapia de estos tumores. También es frecuente que aparezca el Linfedema tras una operación de varices.

Fibromialgia. Es un trastorno crónico que causa dolor persistente. El cerebro y medula espinal procesan los mensajes de dolor de forma incorrecta lo que hace que lo afectados con Fibromialgia sean más sensibles al dolor. El Drenaje linfático manual proporciona un efecto sedante y relajante ya que estimula el sistema nervioso relajándolo e inhibiendo los estímulos dolorosos, siendo muy beneficioso en estos casos.

Tratamientos faciales. Este tratamiento es ideal para eliminar ojeras, bolsas en los ojos y para bajar la hinchazón de la cara. Con el masaje de drenaje conseguiremos activar la eliminación de líquidos y toxinas devolviéndole a la piel un aspecto sano y el efecto de cara descongestionada.

Drenaje linfático en la cara.

También utilizaremos los masajes de drenaje en otros muchos casos como en estados de ansiedad o estrés, insomnio, dolores de cabeza, migrañas, acné, estreñimiento.

El correcto funcionamiento del Sistema linfático ayuda a mantener nuestro con unas buenas defensas ya que una de las principales funciones es la de defender al cuerpo contra organismo patógenos gracias a que los ganglios linfáticos se encargan de filtrar la linfa y de crear nuevos anticuerpos para combatir las infecciones.

Si conoces algún otro caso en el que este tipo de masajes linfáticos sean beneficiosos, háznolo llegar y lo incluiremos en este post.

¿Para quienes está contraindicado?

Antes de someterse a un tratamiento de drenaje es importante ser evaluado por el especialista o por el médico ya que está totalmente contraindicado en algunas alteraciones del organismo:

  • Infecciones agudas.
  • Inflamaciones agudas o procesos inflamatorios agudos.
  • Insuficiencias cardíacas, edema cardíaco.
  • Trombosis venosas, flebitis y tromboflebitis.
  • Varices tortuosas y con relieve
  • Crisis asmática.
  • Cáncer en curso.

Hay otras contraindicaciones relativas que siempre requiere de la supervisión del médico:

  • Cánceres tratados.
  • Algunas afecciones de la piel como dermatitis y enfermedades crónicas.
  • Inflamaciones crónicas.
  • Post trombosis, post flebitis.
  • Trastornos funcionales del tiroides.
  • Asma bronquial.
  • Hipotensión arterial.
  • Insuficiencia renal crónica.

¿Cada cuanto tiempo se debe realizar el masaje linfático?

Los tratamientos de drenaje siempre serán personalizados ya que van a depender del tipo de edema a tratar, de la zona afectada y de la respuesta de cada cuerpo al tratamiento.

Lo correcto sería empezar con masajes linfáticos de drenaje dos veces a la semana y continuar con un drenaje a la semana hasta conseguir normalizarlo. Normalmente tendremos que seguir con un mantenimiento que dependiendo del edema podremos hacerlo cada dos, tres o cuatro semanas.

Si este es tu caso y necesitas información sobre los tratamientos de masajes linfáticos, puedes ponerte en contacto con nosotros a través de nuestro formulario o por WhatsApp en el 651 071 469. Recuerda que estamos también a tu disposición en Elda (Alicante) en el Centro de Masaje Meli en la calle Dr. Gregorio Marañón, 3 bajos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *