Pautas para una Alimentación Sana

¿Cómo conseguir una alimentación sana?

Hoy en día nos hemos creado una mala relación con la comida. Nada más escuchar la palabra «Dieta» pensamos directamente en pasar hambre, en prohibición, en sobre esfuerzo, en pesar los alimentos, en contar calorías, en el posible efecto rebote, en definitiva en «castigo». Con lo cual nunca haremos una dieta con ilusión y con ganas.

La palabra Dieta debería de remplazarse por Alimentación Sana, para que así se vuelva en nuestra forma de comer que no nos costará seguir. Introduciendo pequeños hábitos en nuestra vida poco a poco conseguiremos estar mejor alimentados y sobre todo sanos y alejar a muchas enfermedades que vienen como consecuencia de una mala alimentación.

Pautas para una alimentación saludable:

Si seguimos los siguientes consejos, vamos a conseguir una buena alimentación a la vez que adoptamos una rutina que beneficiará a nuestro cuerpo.

1.- Comer con tranquilidad. Dejar el tiempo suficiente para comer sin prisas.

2.- Masticar mucho los alimentos y saborearlos. La comida se tiene que tragar totalmente líquida.

3.- No mezclar demasiados alimentos por comida. Cuanto mas simple mejor, por ejemplo: «en las comidas no mezclar proteínas como carnes y pescados, con hidratos de carbono como pastas, arroces… siempre que vayan solas y acompañadas de verduras.»

4.- Comer alimentos de buena calidad. Cereales integrales ( pan, galletas. pasta,..) Frutas y verduras frescas. Carnes y pescados frescos (mejor no comprarlos congelados). Frutos secos y semillas naturales ( sin tostar o freir).

5.- No beber frío en las comidas. Las verduras crudas también bajan la temperatura, mejor condimentarlas con especias como la pimienta o el jengibre. Tomar una infusión después de comer.

6.- Movernos, tomar el sol y tener buena aptitud. 30 minutos de ejercicio moderado cada día (andar, nadar, correr, bailar,…) El sol es fundamental para que los huesos absorban el calcio, un buen paseo por la mañana o por la tarde serán suficientes para que se ponga en marcha la vitamina D (el sol tiene que dar directo en la piel, sin cremas protectoras y sin mucha ropa) Descansar lo suficiente (mínimo 8 horas) y tener una aptitud positiva.

7.- Beber agua. Tomar el agua natural y despacio.

8.- Bajar el consumo de azúcar. Sustituir el azúcar blanco por azúcar integral de caña, miel, Estevia Jarabe de Agave,  azúcar de coco o sacarina (aunque es química).

9.- Bajar el consumo de sal.  Sustituirla por sal marina sin refinar y condimentar comidas con especias y hierbas aromáticas.

10.-  Sustituir el colorante alimenticio por la Curcuma.

 

Y con estos sencillos pasos o pautas para una alimentación sana, estoy convencida de que vas a conseguir mejorar el estado nutricional de tu cuerpo.

Si te ha parecido interesante, comparte esta noticia!

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *